BLOG EN CONSTRUCCIÓN.
Disculpen las molestias.

BUSCADOR DE RECETAS

Cargando...

Bienmesabe antequerano.

El bienmesabe antequerano (de bien y me sabe) es un dulce típico de la gastronomía de Antequera, herencia de la cultura árabe a su paso por estas tierras.


Hoy día, aunque poco conocido e incluso confundido con otros platos que reciben el mismo nombre (el cazón en adobo frito gaitano, el dulce canario, el murciano e incluso el sudamericano...) en Antequera, de donde es típico se ha convertido en un sello de distinción de la ciudad.

Probablemente allí, se le dio su forma actual, quizás en el Convento de Clausura de Belén de las Monjas Clarisas, donde se elabora desde 1635 con la misma receta y se vende a los viandantes a través de un torno de madera.

Dentro de su ortodoxia hay ciertas variantes en su elaboración. Una de ellas, es la que realizan en una conocida confitería de Ronda, mi pueblo, donde además, incorporan merengue italiano para darle volumen y aprovechar así las claras sobrantes de los huevos empleados y crema pastelera en sustitución al cabello de ángel.


(Haz click en la imágen para conocer un poco más sobre la ciudad, su historia y mucho más).

La gastronomía es un atractivo complementario de la oferta turística de Antequera, que viene determinada por la geografía, por los productos que se cosechan en la Vega (con predominio de los cereales, las hortalizas y el aceite de oliva) y por la idiosincrasia de la gente.

Uno de los platos más conocidos de la gastronomía antequerana es la porra, que se elabora fundamentalmente con pan, aceite, ajos, tomates y pimientos. Otros primeros platos típicos son: el ajoblanco, el pimentón, el gazpachuelo, las migas y algunas ensaladas, como la de cardos.


En su cocina también son habituales los platos de caza, como el conejo a la cortijera y el chivo pastoril, y las recetas de pescado en escabeche, una forma de conservar los alimentos que se remonta a la época romana.


En el apartado de los postres, sobresale la receta que cobra protagosnismo en esta entrada, el bienmesabe, un dulce realizado a base de almendra molida, bizcochos de soletilla y cabello de ángel, que los visitantes de la ciudad podrán adquirir en confiterías y conventos de clausura (como el Convento de Belén o de San José). En estos mismos establecimientos, pero en vísperas y fechas navideñas, se ponen a la venta los mantecados, otro de los dulces típicos de la gastronomía de Antequera. También cobran interés los pestiños, torrijas y roscos, propios de la Semana Santa.


Por otra parte, cobra también especial mención el mollete antequerano, que pronto gozará de denominación de origen, y que es un tipo de pan árabe, de miga blanca y poco cocido, que se elabora de forma artesanal. El mollete se presta a múltiples acompañamientos: mantequilla, aceite, chicharrones, zurrapas de lomo y embutido de la zona, paté..., etc., y sienta bien consumirlo a cualquier hora del día. Se vende en panaderías y supermercados, y puede degustarlo en cualquiera de los bares de la ciudad.



Para conseguir una versión más actual, salvaguardando la esencia de éste dulde tradicional, opté por la elaboración expréss de sus principales componentes, empleando técnicas de mucho menos elaboradas y por consiguiente,un ahorro notable en el procedimiento de obtención.

El resultado es muy similar al original, tanto es así, que desde entonces no he vuelto a consumir el bienmesabe de pastelería, ya que empieza a ser costumbre, incluir cremas pasteleras industriales y almíbar de calado excesivo para abaratar su coste, a costa siempre del bolsilo del consumidor, que paga almendras a precio de productos de menor valor.

INGREDIENTES PRINCIPALES:
- Calado: Almíbar ligero de cidra.
- Relleno: Cabello de ángel y pasta de almendras (el original), crema pastelera el sucedáneo.
- Cobertura: Azúcar glass y canela (el original), merengue italiano (el sucedáneo).
- Decoracióm para el sucedáneo: Azúcar glass, azúcar moreno, canela, merengue italiano y almendra cruda laminada.

- Calar el bizcocho ligeramente con la ayuda de una brocha con el almíbar de cidra y cubrir con cabello de ángel.
- Disponer sobre el cabello de ángel una capa de pasta de almendras, dejando un cm por cada lado para formar una cúpula de merengue italiano.
 - Mapar el pastel con una capa genegora de merengue italiano en forma de cúpula.
 - Espolvorear toda la superficie con azúcar glass con la ayuda de un colador.

- Rociar la superficie de forma irregulan con abundante almendra cruda laminada.

 - Seguidamente espolvorear con una nueva capa de azúcar moreno y canela.


- E introducir en el horno previamente precalentado a 200ºC durante unos minutos hasta que la superficie esté uniformemente dorada Hay que tener mucho cuidado para que la almendra no se queme. Este proceso se puede realizar también con la ayuda de un soplete de reposteía.
- Decorar el contorno con merengue italiano y manga pastelera rizada.


El corte os lo mostraré en otra ocasión, ya que al tratarse de un ragalo, me resultó imposible realizar las fotografías pertinentes.

Espero que os haya convencido esta receta tanto como a mi, y por supuesto, que la pongáis en práctica porque verdaderamente merece la pena.



Con esta receta típicamente malagueña participo en el Concurso de platos típicos de nuestra región", que organiza Dae en su blog: Para estar por casa.http://paraestarporcasa.blogspot.com/.

¡Buen provecho!

9 comentarios:

  1. que hambreeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!!tiene una pinta deliciosaaa!!
    Me entero ahora que el cabello de angel se vende en botes!! No lo sabia!!Donde encontrarlo??!!

    quiero probarlo!!

    ResponderEliminar
  2. pues no lo conocía y me ha gustado mucho, se ve un postre contundente y muy típico de esa región.
    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Chica, que cosa más buena. Aquí en Canarias el bienmesabe lo hacemos de otra manera.
    Una ricura y te ha quedado genial.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Creo que ya te lo he comentado pero lo vuelvo a hacer. Me parece un postre de lo mas rico y como tengo lo de la suscripción pues ahora lo tengo en la carpeta de mi niña jajaja. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado tu paso a paso y el postre... Creo que me voy a inclinar más por el relleno "sucedáneo rondeño". Y no porque mi abuelo fuera paisano tuyo (que también, jajaja), sino porque me gusta más la crema pastelera, jajajaja..
    En cualquier caso, queda precioso. Eso sí, de dieta no es... pero un día es un día, jejeje.
    Mucha suerte, y un besote.

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa, no conocía esta receta pero se ve riquísima, mucha suerte en el concurso. besitossss

    ResponderEliminar
  7. Hola!

    no sé si desearte suerte, creo que ni siquiera la necesitas... pero qué cosa más ricaaaaaaaa! Por favor, no puedo ver estas cosas a esta hora!
    No conocía yo el bienmesabe! Y me encanta!

    Veo también cambios en el blog, me gusta como te ha quedado, sencillito y con un color precioso.

    Un saludo! Babeando me quedo!
    natalia

    ResponderEliminar
  8. Cris, me encanta Antequera, el mollete, la porra ...pero el bienmesabe no lo he probado y es que no soy demasiado dulcera o practicamente nada, viendo tu postre dan ganas de meter la mano en el ordenador...ummm.

    La receta de 10 guapetona.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. No lo he probado nunca, Cristina, pero viendo la preparación y tu presentación, ya sé que me encanta! Un besazo.

    ResponderEliminar